Los Beneficios del Registro de las Garantías Mobiliarias para los micro, pequeños y medianos empresarios

Los micro, pequeños y medianos empresarios en el país tienen una gran dificultar para tener acceso a capital de trabajo, para mejorar sus sistemas de producción, inversión en maquinaria u otros activos, que les permita progresar industrialmente. Y esta limitación de acceso a créditos bancarios se debe a una sencilla razón: ellos no poseen un bien inmueble, es decir, un terreno con edificaciones propias, donde se encuentren sus oficinas y centros de producción.

Ahora, tienen una oportunidad: las garantías mobiliarias. ¿Y qué son? Las garantías mobiliarias son todos aquellos derechos reales de garantía constituida por  maquinarias, vehículos, equipos u otros bienes que forman parte de los activos para la producción, las cuales se pueden dar en garantía “mobiliaria.” Es decir, por medio de estos bienes mobiliarios se garantiza el cumplimiento de una obligación frente al acreedor. Es la preferencia que se le otorga al acreedor para que tenga garantizado la posesión o ejecución que se la ha dado en garantía.

¿Qué se pueda dar en garantía? La ley establece tres grupos o clasificaciones, a mencionar:

* Los bienes corporales, incorporales y derivados: los primeros son tangibles, perceptibles por los sentidos. Los segundos son aquellos que no tienen un carácter real, sino que son derechos, rentas y propiedad intelectual. Finalmente, están los bienes derivados, que son los que se obtienen de otros originalmente gravados.

* Inmuebles por Incorporación: son las construcciones adheridas al suelo fijas y permanentemente como las tuberías conductoras de petróleo, gasolina, electricidad, etc.

* La tercera clasificación son los derechos sobre los que recaen los bienes muebles corporales: Por ejemplo el usufructo sobre determinado bien mueble.

Con esta nueva opción las líneas de crédito se amplían, ya que existe una certeza jurídica que le da soporte a este tipo de transacciones comerciales, ya que la ley simplifica su ejecución ante el incumplimiento, ya que mientras los bienes inmuebles con el pasar del tiempo ganan plusvalía, los bienes mobiliarios se deprecian, por lo que no se puede estar a la espera de procesos de conocimiento o ejecución tan largos como lo es en la vía ordinaria.

La ley dio vida a un Registro, el Registro de Garantías Mobiliarias, que a similitud del de la Propiedad, se inscriben, modifican, cancelan los contratos que le den vida a esta relación de obligaciones, y cuyo costo ahora es muy barato: dependiendo del valor del contrato, este arancel  de inscripción no puede superar los Q.300.00.

¿Necesita asesoría? Contáctenos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *